¿Auto-proyectos?

Featured image

Pero… ¿Cómo? ¿Impulsar un proyecto sólo porque se piensa que es necesario? ¿y sin el objetivo de que sea rentable?¿Pero eso no es una ONG?

Sabemos que suena extraño y por eso pensamos que hemos de explicarlo un poco mejor.  Porque Wakatobi no es un ONG, pero tampoco quiere ser una empresa al uso. De hecho, nos definimos conscientemente como un movimiento de personas que tenemos un mismo propósito: el impacto positivo en el planeta.

La emergencia climática hace que, por fin, se estén poniendo medios humanos y económicos para fomentar proyectos para una «transición verde». No obstante, hay muchos proyectos o ideas que no son rentables por sí mismos y sólo son posibles si un grupo de personas piensan que son necesarios y destinan su tiempo, experiencia y energía a que sean realidad. Y eso son nuestros auto-proyectos. O lo que es lo mismo, un «nosotros nos lo guisamos, nosotros nos lo comemos» en toda regla 🙂

Para muestra un botón: durante la primera quincena del confinamiento, reflexionamos sobre lo que pasaría cuando volviéramos a la «normalidad». Bajo nuestro punto de vista, podían pasar dos cosas: apostar por el corto plazo para recuperar la economía o por el medio-largo plazo y seguir dando pasos hacia una relación más sostenible con el planeta, o sea, por nuestra supervivencia como especie.

Y estaba claro por el que apostábamos desde Wakatobi. Así que en tiempo record, creamos un concepto: Reset The planet, su página web, redes sociales y 31 sesiones en directo con 31 expertos en diferentes campos: biodiversidad, energía, consumo, educación ambiental…

Actualmente, Reset The Planet ha seguido su camino acompañado de un grupo de personas que contagian conciencia ambiental.

Larga vida a Reset The Planet! Larga vida a auto-proyectos!

¿DÓNDE ESTAMOS?